Desde que inició el Estado de Emergencia, los peruanos se han visto obligados a suspender sus actividades, incluso la industria textil tuvo que limitar y/o paralizar la cadena productiva en el territorio nacional, lo que sumado a la reducción en el gasto de los consumidores, ha generado gran preocupación.

Con más de un millón doscientos mil trabajadores suspendidos de sus puestos de trabajo, únicamente en Lima Metropolitana, esta situación ha motivado al sector empresarial a crear una campaña: ADN Perú, que promueve el consumo de productos nacionales, para una reactivación sostenible de la economía nacional.

Para contribuir a la reactivación económica de la industrial textil en Perú, se necesita unir a todas las empresas y productos peruanos para que estos sean identificados como tal y los consumidores puedan apoyar a la economía peruana con la finalidad de unir fuerzas y proteger la industria peruana en tan compleja coyuntura, consecuencia del COVID-19.

“Apostar por lo nuestro garantiza los puestos de trabajo de muchos peruanos, al mantener activa la cadena productiva”

El sector textil, en el Perú, ofrece 406 mil puestos de trabajo directos y 975 mil indirectos, sin embargo, como consecuencia de los efectos adversos generados por lo que va de la cuarentena, 57 mil 473 establecimientos, que pertenecen al rubro, se han visto en la obligación de paralizar sus operaciones, incrementando los niveles de desempleo.

La industria textil representa el 7% del PBI nacional, ya que genera más de S/1,100 millones al mes, pero al finalizar abril solo se facturó S/5 millones, según el Comité Textil del Perú, lo que refleja la necesidad de promover el consumo de lo peruano, frente a lo extranjero y así poder reactivar la economía del país.

Es por ello que todos como peruanos tenemos la decisión de reactivar la economía de nuestro país.