"Para lograr la perfección en la confección de sus prendas, Carolina Uniformes invierte en constantes capacitaciones y entrenamiento permanente a su personal y en la innovación de maquinaria textil".

El recorrido ha sido largo desde que Consorcio Carolina, por los años 40 contaba con una máquina de coser familiar a mano con las que fabricaba todas las prendas que ofrecía.

Con el paso de los años, esta única máquina se reemplazó con un pedal mecánico, el cual funcionaba haciendo mover un pedal con el pie y dejaba las manos libres.

Poco a poco, con el crecimiento del negocio, se fueron incorporando equipos más modernos, esta incorporación logró revolucionar la industria de las confecciones y con el paso del tiempo las mejoras fueron optimizando los sistemas mecánicos.

Todo ello asegura que la calidad del acabado sea siempre la mejor y que cada diseño se traduzca a la perfección en cada una de las prendas que confeccionamos.